Policía maneja con discreción detalles sacerdote mató menor

miércoles, 9 de agosto de 2017

La Policía no ha dado ni dará detalle sobre el asesinato a martillazos y puñaladas del monaguillo Fernely Carrión Saviñón (Tieni), de 16 años, cometido por el sacerdote Elvin Taveras Durán, con quien sostenía relaciones homosexuales desde el año 2013.

El religioso admitió a los investigaedores que asesinó al joven porque supuestamente lo chantajeaba con publicar fotos y vídeos, si no le daba dinero. Sobre el crimen de Carrión Saviñón (Tieni) también guarda un hermético silencio la Procuraduría Fiscal de la provincia Santo Domingo.

El silencio se produce luego de una visita que hizo una comisión de obispos al Palacio de la Policía, donde una fuente involucrada asegura que “pidieron a los investigadores que por favor no divulgar nada del caso hasta que todo se esclarezca”.
El informante deploró que tras el pedido de los altos jerarcas de la Iglesia Católica, la Policía ha callado y no va emitir ningùn parte de prensa como se hace en otros casos, y remite a los periodistas a la Fiscalía de la provincia Santo Domingo, que maneja el crimen con gran hermetismo.
El cura Taveras Durán, reveló que luego de asesinar a Carrión Saviñón, ató el cuerpo en los pies y manos, lo montó en su carro Nissan Sentra y lo trasladó a la carretera Guerra-Bayaguana, donde lo lanzó en un matorral. Al lugar llevó la Policía y al Ministerio Público.
Ayer, la Arquidiócesis de Santo Domingo informó ayer que suspendió del ejercicio del Ministerio Sacerdotal al padre Taveras Durán.
“Esto se ha manejado mal”, dijo un oficial de la Policía, quien agregó que “esto se quiere ocultar, si fuera un hijo de machepa, todos los detalles se hubieran dado a la prensa”.
El sacerdote Elvin Taveras Durán era el cura de la parroquia Santa Cecilia, de Hainamosa, en Santo Domingo Este.