El sacerdote Elvin Taveras, sorprendió a residentes sector Los Rosales

miércoles, 9 de agosto de 2017

Sorpresa. Asombro. Dolor
Los habitantes de Los Rosales, en Santo Domingo Este, aun no lo creen. El sacerdote que por seis años ofició las misas de su parroquia, la Santa Cecilia, les ha quitado el aliento.
“Era un hombre tranquilo y amable con las personas que vivían en la zona”, recuerda Juan.
Era un hombre tranquilo y amable con las personas que vivían en la zona. Estamos sorprendidos..
Juan, residente en Los Rosales
“Llegué a hacerle algunos trabajos en su casa y lo que pude percibir es que era una persona tranquila y que ayudaba a los demás”, dijo.
Juan dice que todos los residentes en el lugar están sorprendidos con la noticia de que el sacerdote violaba al monaguillo de una iglesia y lo asesinó. Se refiere a Fernelis Carrión, el jovencito de 16 años encontrado muerto el pasado lunes.
“Nosotros por aquí todavía no lo podemos creer. Las veces que hablé con él se mostró como un hombre muy religioso, creyente en Dios. Es difícil creer que una persona así haya violado por varios años a un menor y después lo haya asesinado”, dijo.
“Tenía unos seis años dando la misa y yo me sorprendí mucho cuando me enteré de eso. A veces es hasta difícil de creer”.
Carlos, otro residente en la zona, consideró que la Iglesia Católica debería permitir que los sacerdotes puedan casarse, para de esa manera evitar casos similares al de Fernelis.
“Deberían dejar que ellos se casaran. Creo que ese impedimento de poder tener relaciones sexuales es lo que los lleva a violar niños”, dijo Carlos.
“No es normal que todos los casos que se han hecho públicos de sacerdotes violando menores, sea a varones. Hay que evitar que esas cosas vuelvan a pasar”, insistió.