El turismo en Bonao

jueves, 13 de julio de 2017

 Por Joseph Cáceres:
La provincia Monseñor Nouel, con Bonao a la cabeza, se está convirtiendo en un enclave importante para el turismo ecológico, merced al empeño de sus autoridades y empresarios que se dedican al fomento de establecimientos y al desarrollo de actividades que sobresalen por la riqueza y el potencial de sus ofertas.
No tienen playas, pero si unos ríos con balnearios donde se pueden disfrutar de sus limpias aguas y el encanto de la naturaleza.
Pero de igual manera de establecimientos donde se puede practicar el ecoturismo, como el restaurante la Karreta en la orilla del río Yuma, el hotel y complejo turístico del Rancho Guacamayo propiedad del empresario Antonio Marte, las atracciones del Rancho Don Soto. Los saltos de los ríos.
Y un restaurante llamado El Anzuelo, rodeados de lagos, donde los comensales pueden practicar haciendo la pesca de lo que quieren que se les cocine, lo cual es una magnífica diversión para toda la familia. Surgió otro similar denominado “La Pesca”, frente al Rancho Guacamayo.
Junto a ello una excelente gastronomía típica, con los famosos asados de jabalí y el plato del chivo yerbero, las empanadas de jaibas de Kiko, y muchos otras ofertas que se salen de lo común y convencional.
Hay que mencionar como atracción los museos y los locales emblemáticos que el senador Felix Nova ha procurado establecer, la casa réplica de La Voz del Yuna.
De igual manera, las discotecas y los lugares de baile que complementan las ofertas de la noche , que le confieren a Bonao un atractivo apreciable, como ciudad situado en el corazón de la media isla.
Ya no solo contamos en el país con el turismo de playa, sino también con el de montaña, donde la provincia Monseñor Nouel está asumiendo un papel protagónico que es importante apoyar y resaltar, pues a solo una hora de la capital, puede uno sumergirse en lo mejor de nuestra naturaleza.