Ordenan apresar español por doble crimen en El Seibo

lunes, 26 de junio de 2017

La Fiscalía de la provincia El Seibo solicitó prisión preventiva en contra de un hombre acusado del asesinato de dos holandeses, cuyos cuerpos fueron encontrados en una fosa común en un cañaveral de la sección Mata de Palma de esta ciudad.
La solicitud de medida de coerción en contra de Erick Padrón Montilla, de nacionalidad española, fue presentada por la fiscal Kenia Lorenzo por ante el Juzgado de Instrucción de esa jurisdicción, presidido por la magistrada Haissel Odalisa Uribe Reyes, quien aplazó la vista de la audiencia para el miércoles a las 9:00 de la mañana.
A Padrón Montilla, quien fue llevado al tribunal en medio de estricta medidas de seguridad por temer por su vida, se le acusa de la muerte de los holandeses Rachid Benbouker, de 34 años, y Cuma Ceviz, de 36. Fue apresado en una villa de Casa de Campo, en La Romana.
La fiscal Lorenzo había adelantado que de acuerdo a las pesquisas preliminares, los extranjeros fueron llevados y ejecutados en Mata de Palma, sin descartar que el crimen tenga relación con dos cargamentos de droga en Juan Dolio y en la comunidad El Oasis, cerca de Hato Mayor.
Reenvío
En la audiencia los abogados del imputado alegaron que no estaban enterados del contenido de la acusación presentada en contra de su defendido, que pidieron el aplazamiento para preparar su medio de defensa. Mientras que el Ministerio Público se negó a dar mayores informaciones sobre el caso para no entorpecer las pesquisas.
Padrón Montilla fue sacado y entrado al juicio con la cara cubierta para evitar que los periodistas, que esperaban fuera, le hicieran videos e instantáneas.
En tanto que la fiscal a cargo de la investigación adelantó que se realizan las investigaciones para dar con los responsables y que avanzan las pesquisas en torno al doble crimen.
De su lado, el fiscal titular de El Seibo, Manuel Emilio Santana, dijo que se está bien avanzada la investigación  en cuyo caso, fue dejado en libertad un empleado que cuidaba la villa, donde se hospedaban los holandeses que fueron asesinados.