En Moca condenan 5 incluyendo un hijo por secuestro y desaparición comerciante

sábado, 6 de mayo de 2017

Los jueces que conforman el Tribunal Colegiado de la Cámara Penal de Monseñor Nouel, condenaron  el viernes a 30 años de prisión en Moca,  a cinco hombres acusados del secuestro y desaparición hace cuatro años del comerciante Ramón Antonio Sánchez (Monso), sanción que incluyó a un hijo suyo vinculado al proceso.
El tribunal presidido por el juez  Julio Cornelio Esquea y constituido por los magistrados Elizabeth Amalia López García  y Reynaldo Antonio Soriano Cisnero,  encontró culpables a los procesados Winston Antonio Rosa Salas, José Antonio Polanco Salcedo, José Reyes Moya, Francisco Javier Estrella y Julio César Sánchez, este último hijo del comerciante Sánchez.
Al no ser un sentencia definitiva, Julio César,  quien esta libre bajo fianza desde el año 2014,  seguirá en la misma condición, hasta que el caso sea conocido en la Corte de Apelación en La Vega y otras instancias judiciales,  mientras que los demás condenados fueron trasladados el viernes al Centro de Corrección y Rehabilitación(CCR) La Isleta donde guardaban prisión preventiva desde hace dos años.
El juicio de fondo fue conocido por jueces de otra jurisdicción porque los magistrados de la provincia Espaillat,  se inhibieron del proceso por presuntos vínculos con algunos imputados, recusados y otros que recibieron amenazas, según transcendió.
El grupo,  fue procesado por el Ministerio Público por asociación de malhechores, violación a la ley de secuestro y a los artículos 2, 265, 266 del Código Penal Dominicano.   También infracción a los artículos 1, 2, 3, 583-70 sobre seguridad en perjuicio del comerciante Ramón Antonio Sánchez.
El fiscal Fernando Martínez quien realizó las investigaciones y realizó la acusación dijo este sábado que con este caso se hizo un precedente en el país porque se pudo comprobar que la víctima fue secuestrada y desaparecida.
“Nosotros pudimos establecer que (Monso Sánchez)  nunca salió del país y de manera que todos los indicios apuntaban de que había sido de forma violenta raptado de su casa y eso pudimos comprobarlo” apuntó Martínez.
Martínez precisó que el apoyo del fiscal titular José Anibal Carela junto a todo un equipo de magistrados pudo trazar las pautas del proceso y de investigación para que el viernes los vinculados al caso fueran condenados.
Mientras que este sábado,  el fiscal Carela, señaló que desde la Fiscalía de la provincia Espaillat se realizó un trabajo apegado al protocolo de una verdadera investigación.
El comerciante Ramón Antonio Sánchez (Monso) fue reportado desaparecido por sus familiares el 27 de noviembre del 2013 de su residencia en la comunidad de Villa Trina y hasta la fecha no se conoce de su paradero.