Edificio de la Procuraduría y la Suprema se mantiene fuertemente custodiado por policías

martes, 16 de mayo de 2017

Miembros del Frente Amplio de Lucha Popular (FALP) dijeron que se mantendrán frente al edificio que aloja a la Procuraduría General de la República y la Suprema Corte de Justicia, que está fuertemente vigilado por policías, hasta que el procurador revele los nombres de los funcionarios implicados en los sobornos que Odebrecht reveló pagó para conseguir las contratas de obras.
El Falpo dice que con carpa o sin ella se mantendrán frente al edificio. En la mañana de este martes, un contingente policial impidió con bombas lacrimógenas que el grupo instalara un toldo en donde tenía programado ubicar un campamento.
Por el incidente, se aumentó el número de policías que vigilan la seguridad del máximo representante del Ministerio Público.
El cabecilla del Falpo, Gabriel Sánchez, quien resultó lesionado con golpes durante el forcejó con los agentes, fue retirado del lugar por una unidad del 911, pero se desconoce dónde fue trasladado. Está presente el presidente de la Comisión de los Derechos Humanos, Manuel María Mercedes, quien reclamó al coronel Tapia, a cargo del contingente policial, el trato dado al grupo de Falpo.
Mercedes dijo que el grupo está en su “derecho de apostarse frente a la Procuraduría”. El procurador general, Jean Alain Rodríguez, tiene programado dar a conocer los nombres de los funcionarios y exfuncionarios implicados en los sobornos el próximo viernes.