Cantautor britanico Sting abarrotó Hard Hotel y Casino

lunes, 15 de mayo de 2017

Bávaro.-Si de algo puede vanagloriarse Sting es de provocar la misma efervescencia que en sus inicios.
 El pasado sábado el cantautor británico repasó un selecto repertorio en el que incluyó Synchronicity II y Spirits in the Material World, canciones con las que inició su “57th & 9th Tour” en República Dominicana, ante un público que abarrotó el salón Fillmore de Hard Rock Hotel & Casino.

 Estas dos canciones popularizadas por Sting junto a la famosa agrupación The Police, hablan de que no existen soluciones políticas para los problemas, un discurso que el exitoso productor lleva consigo como lanza en ristre.

 El artista inglés de 65 años de edad llegó al escenario a las 9:39 de la noche luciendo una camiseta ajustada y un pantalón de mezclilla, abrazado a su inseparable bajo y una voz impecable que recuerdan los inicios de The Police. Desde entonces se apropió de la voluntad de los miles de fanáticos que lo recibieron de pie.

 Durante casi dos horas se sucedieron clásicos como Englishman, Can’t stop thinking, Magic, One fine day, Down, down, down, Roxanne, So Lonely y Fields of gold, las cuales resonaron en el gran salón en un afinado coro de la concurrencia que se dejó arropar por la nostalgia.

 Y Message in a bottle, canción que internacionalizó a The Police, de nuevo paró de sus asientos al público.

 Acompañado de una banda de cuatro músicos y tres coristas, cinco en algunas ocasiones, cuando se integran cantantes de la banda The Last Bandoleros que lidera Joe Sumner, sus hijos.

 “Muy buenas noches querido público dominicano, me siento feliz de estar aquí otra vez”, saludó el artista con una sonrisa que cautivó a los fanáticos de distintas edades que abarrotaron el salón Fillmore.

 Presentó a los músicos de su agrupación, entre ellos dos de sus hijos y con Joe interpretó Shape of my heart, ante un público de pie y coreando la canción.

 El productor musical y actor de cine, ganador de innumerables premios musicales, basó su repertorio en éxitos de su respetada discografía, salpicado con algunos temas del nuevo álbum que da nombre a la gira con la que se pasea por América.

 
Un Sting enérgico por momentos y más pausado otras veces ofreció mucha música y pocas palabras, bastaron solo sus canciones para entregar uno de los mejores conciertos presentados en el país en los últimos años.

 Every breath supuso el final, y con un “muchas gracias República Dominicana” Sting y sus músicos dejaron el escenario. Ante el pedido de “otra” las luces se encendieron y el músico regresó, en esta ocasión con guitarra en manos para entregar la etérea Fragile.
“Muchas gracias a todos. Adiós amigos”, fueron las últimas palabras de este ícono de la música mundial en su despedida de República Dominicana.

Sting fue antecedido por el cantante dominicano Pavel Núñez y el grupo Joe Sumner and The Last Bandoleros, agrupación liderada por el hijo de la mega estrella.
El cantautor dominicano interpretó las canciones Amor y perdón, Dime si lo ves, Viene gente, Al otro lado de la calle, Paso a paso y Te di.
La agrupación The Last Bandoleros, por vez primera en el país, entregó temas de su nuevo álbum como Where do you go?, Get down, I don’t want to know y Take me to it.