Bachata, merengue y urbano de manifiesto en Puerto Plata

lunes, 29 de mayo de 2017

 La novia del Atlántico anda más enamorada y de fiesta que nunca con una temporada sin precedentes desde su fundación en 1502. “Puerto Plata es alegría”, la plataforma del gobierno para impulsar el nuevo anfiteatro localizado en La Puntilla, tiene planificado ocho grandes conciertos y hasta la madrugada del domingo, seis exponentes de la música popular dominicana protagonizaron el segundo.
Raulín Rodríguez, Los Hermanos Rosario, Bonny Cepeda, Shadow Blow, David Kada y Banda Real conformaron la propuesta artística bajo la producción del empresario Luis Medrano, con el auspicio del Ministerio de Turismo y el alcalde puertoplateño Walter Musa.
Por segunda vez, el hermoso anfiteatro, anclado frente el inmenso océano Atlántico, se llenó de bote en bote y más de seis mil personas cantaron, corearon y aplaudieron desde tempranas horas de la noche del sábado hasta la misma madrugada del domingo.
La música tropical volvió a lucirse en esta cartelera, pues con excepción del urbano Shadow Blow los demás eran de este género musical.

Ya las 9:30 de la noche la orquesta de Bonny Cepeda estaba lista para un reencuentro con el pueblo donde los hermanos Bonny y Richie vivieron buenos años de su niñez cuando llegaron desde Santiago, donde nacieron.
Bonny Cepeda llegó al merengue en los años 80 para imprimirle de nuevos matices, a tan alto nivel que se coronó como el primer merenguero en ser nominado a Premios Grammy, en 1986.
Desde entonces no ha parado de presentarse en los escenarios y su presentación en el anfiteatro demostró que aún mantiene esa capacidad de atraer multitudes.
Con diez músicos, tres coristas y temas como “Una fotografía”, “Me tiene chivo”, se robó los aplausos.