Lluvias derriban puente e inundan miles de tareas agrícolas en Bonao

lunes, 24 de abril de 2017

 MAIMON, Bonao. Miles de tareas agrícolas se encuentran inundadas, decenas de ganado y cerdos han desaparecido y varias comunidades están aisladas por la caída de un puente, después de los desbordamientos de varios ríos y afluentes, ocurridos aquí el pasado fin de semana.
La Defensa Civil reportó que ninguna persona falleció, pero confirmó el colapso del puente sobre el río Maimón, que comunicaba los sectores de Puerto Rico, Buenos Aires, la Ciénega y Barrio Nuevo.Asimismo, informó que se encuentran incomunicados los sectores de La Colorada, Hatillo y los Cacaos.
 Además del río Maimón, hicieron crecidas los ríos Sin y La Leonora, lo que provocó que los niveles de la presa de Hatillo sobrepasara sus límites, provocando la inundación de miles de tareas sembradas de plátanos, yuca, batata y otros frutos menores.
José Miguel de Peña, productor agrícola y avicultor, declaró que además de estar incomunicados los pueblos de Hatillo y Maimón, las pérdidas son millonarias, ya que desaparecieron decenas de cabezas de ganado y cerdos y murieron miles de pollos en las granjas.
Del mismo modo, informó que cuatro proyectos de crianza de tilapias, que financió el gobierno con una inversión de 40 millones de pesos, están en peligro.
“Es necesario que las autoridades gubernamentales miren hacia este lado de la República, aunque entiendo que hay muchas dificultades en otras regiones también”, subrayó de Peña.
Varios derrumbes se produjeron en la carretera de Maimón, por lo que personal del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones acudió a esta zona para colocar cintas amarillas y avisos de peligro para a evitar que los conductos caigan en los mismos.
El puente Margajita, que une a Hatillo con Maimón, se encuentra totalmente inundado y el tránsito con vehículos y a pie es nulo por ese lugar. Los vecinos de las comunidades cercanas a Hatillo y Maimón utilizan botes para cruzar el puente. Algunos desaprensivos penetran a las fincas inundadas para sacar frutos de las mismas.