Comedores Económicos refuerza medidas preventivas en zonas vulnerables ante lluvias

lunes, 24 de abril de 2017

El administrador general de los Comedores Económicos del Estado, Nicolás Calderón, reforzó este lunes las acciones preventivas en las zonas más vulnerables dando  respuesta rápida ante los estragos causados por las lluvias que se registran en el país.
El funcionario manifestó que el presidente de la República, Danilo Medina, dio instrucciones para que se tomen  todas las medidas que sean necesarias y sin escatimar esfuerzos,  para ir en auxilio de las familias que así lo requieran en cualquier punto del territorio nacional.
En ese sentido, Calderón se reunió con el Comité de Emergencias de la institución y con los sub administradores, para coordinar el cronograma de trabajo a seguir y, además, instruyó a sus colaboradores mantener el monitoreo de la situación para que cualquier eventualidad “no nos tomes de sorpresa”.
Asimismo, luego de la coordinación con los Gobernadores y las autoridades de los organismos de socorro, Calderón dispuso el envío de unidades de cocinas móviles y provisiones a Piedra Blanca, Cotuí, Nagua, San Francisco de Macorís, Santiago, Barahona, azua y San Cristóbal, a los fines de mitigar el impacto de las lluvias en estas zonas. Para cubrir la zona del Nordeste, de la institución estableció un centro de acopio en el municipio de Nagua.
El titular del organismo también se trasladó, este lunes, a las provincias Duarte y Sánchez Ramírez, donde Comedores Económico ha estado brindando asistencia alimentaria a las familias residentes en las comunidades afectadas desde que iniciaron las precipitaciones.
“Mantendremos el tiempo que sea necesario la asistencia alimentaria a las familias de las comunidades que se encuentran bajo la incidencia de las lluvias que se registran en gran parte del la geografía nacional, dando cumplimiento al mandata del señor Presidente”, sostuvo el licenciado Calderón.
El titular de los Comedores Económicos afirmó que la institución está preparada para suplir los alimentos crudos y cocidos que sean necesarios a las familias en condición de vulnerabilidad, en cualquier punto del país por más inhóspitos que sean las condiciones.