Sargento se mata accidentalmente

lunes, 27 de marzo de 2017

SANTIAGO.-Un sargento mayor de la Policía se mató ayer de un disparo en el tórax de forma accidental y un hombre se ahorcó al creer que había asesinado a golpes a su exmujer, en hechos ocurridos en Nibaje y Hoya del Caimito de esta ciudad, lo que eleva a 27 las muertes violentas en lo que va del mes aquí.
El suboficial Ricardo Reyes Polanco, de 40 años, se encontraba ingiriendo bebidas alcohólicas en una estación de combustibles de la avenida 27 de Febrero, con un grupo de amigos y mientras manipulaba el arma de fuego un disparo lo impactó en el tórax, muriendo minutos después en una clínica privada de esta ciudad.

En otro caso, Luis Manuel García, de 51 años, quien residía en la calle 7, número 23, se ahorcó luego que golpeó en la cabeza con un gato hidráulico a su exmujer, Wendy Rafaelina Ramírez, y al creer que la había matado decidió suicidarse. Ramírez quien recibe atenciones en el hospital José María Cabral y Báez, narró que tenía tres años separado de su agresor.
Ayer también fue encontrado en estado de descomposición el cadáver del taxista Ramón Ancelmo Rosa, de 57 años, quien se ahorcó en su residencia de la calle principal del sector Francisco del Rosario Sánchez de esta ciudad. Laboraba para la empresa Emi Taxi y sus vecinos tenían alrededor de tres días que no sabían de él.

Mientras que el pasado viernes una multitud en Banegas, de Villa González, linchó a un haitiano al que acusaban de la muerte de una mujer de la misma nacionalidad el pasado miércoles en esa localidad.
Joseph Keslin falleció a causa de traumas múltiples, conforme al certificado legal del médico forense actuante en el caso. El extranjero era acusado de la muerte a cuchilladas de la haitiana Leonne Paul, de 54 años.
De acuerdo a testigos, narraron a la Policía que el hecho se produjo a las 10:00 de la noche del viernes, momentos en que una multitud atrapó al extranjero propinándole varios golpes, los cuales le produjeron la muerte.
Otra de las muertes violentas que han ocurrido aquí son las del comerciante José Rafael Pichardo Almonte en la localidad de La Canela y la de Julio Alberto Martínez, vigilante privado de una envasadora de gas localizada en Navarrete quien también resultó muerto de varios balazos.
La muerte de Pichardo Almonte se produjo la semana pasada, frente a la vivienda de su suegro Jorge Echavarría, en la calle principal de La Canela. En tanto que Martínez fue baleado en el interior de una planta distribuidora de gas licuado de petróleo de Navarrete, cargando sus matadores con la escopeta que portaba.
Otro de los hechos de sangre que ocurrieron este mes y que no ha sido resuelto, es el asesinato del médico pediatra y epidemiólogo, Luis Manuel Sosa Cepeda, encontrado degollado en su apartamento en la Villa Olímpica en la manzana F.
Mientras que, Juan Dayerson Santana, de 24 años, fue muerto de un disparo el pasado 16 de marzo en un hecho que ocurrió en Cienfuegos y la Policía apresó a Starlin Javier Marte a quien acusa de dispararle sin mediar palabras desde una motocicleta en compañía de otro individuo.

Otra muerte violenta este mes fue la de Carlos José Honoret Tolentino, (El Colla), de 32 años de edad, muerto a cuchilladas en la Yagüita de Pastor por desconocidos y quien al ser depurado en los archivos policiales figuraba con cuatro registros por robo.
En el municipio Licey al Medio, Gabriel Ambiorix Toribio, de 52 años de edad, quien falleció a causa de una herida de bala en la cara, que se la ocasionó Ramón Eliasys Gutiérrez Méndez, de 43 años, en medio de una riña. En Bella Vista la Policía mató a Willy Junior, de 29 años, a quien sorprendió robando.