David Ortiz y Robinsón Canó se nacionalizaron americanos, pero consevarán la dominicana

miércoles, 14 de noviembre de 2012


Los jugadores dominicanos Robinson Canó, de los Yanquis, y David Ortiz, de Boston, formaron   parte ayer  de los 227 inmigrantes que levantaron su mano derecha y tomaron  el juramento de ciudadanía en el John F. Kennedy Library en Dorchester.
Canó, quien  pronto podría buscar un acuerdo que lo convierte en un miembro de los Yankees de Nueva York por el resto de su carrera,  se crió en la República Dominicana, pero vivía en Nueva Jersey durante sus años de secundaria.
“Día de mucho orgullo para mí. Acabo de convertirme en un ciudadano de los EE.UU., que Dios bendiga a América!”, Canó  dijo en Twitter.
Mientras que a  Ortiz ni siquiera el desgarro parcial que tiene en un tendón de la mano izquierda le impidió agarrar una pequeña bandera estadounidense mientras hablaba con una aglomeración de reporteros después de la ceremonia. 
“Toda mi familia, todos mis niños    han nacido aquí”, dijo Ortiz. “Es una gran nación, estoy orgulloso de estar aquí, ahora estamos  orgullosos de ser parte de ella”.
 La esposa de Ortiz, Tiffany, agregó: “Era un gran problema para él, sí que esto es muy importante y estoy muy orgullosa de él”.
Aún presionado por los periodistas, Ortiz no quiso discutir los puntos más finos de la ciudadanía.